•	Las «casas secretas» de Honduras: cómo proteger a las mujeres víctimas de la violencia de género y la prostitución

• Las «casas secretas» de Honduras: cómo proteger a las mujeres víctimas de la violencia de género y la prostitución

Vista general de un mural alusivo a la mujer indígena el 29 de agosto de 2020 en la ciudad de Comayagüela (Honduras). Proteger a mujeres maltratadas, desplazadas por la violencia o víctimas de trata de personas es el propósito de tres refugios secretos de la Asociación Calidad de Vida de Honduras -donde cada 23 horas es asesinada una mujer-, espacios que reclaman la aprobación parlamentaria de una normativa y presupuesto. EFE/Gustavo AmadorProteger a mujeres maltratadas, desplazadas por la violencia o víctimas de trata de personas es el propósito de tres refugios secretos de la Asociación Calidad de Vida de Honduras –donde cada 23 horas es asesinada una mujer-, espacios que reclaman la aprobación parlamentaria de una normativa y presupuesto.El primer centro para mujeres víctimas de violencia de género abrió sus puertas en 1996 en Tegucigalpa con el «sueño» de dar a la mujer la «oportunidad de proteger su vida», dijo este sábado la directora de Calidad de Vida de Honduras, Ana Cruz, en una entrevista con Efe.

Señaló que las mujeres sufren varios tipos de violencia, por lo que Calidad de Vida decidió abrir en 1996 un refugio para víctimas de violencia doméstica, intrafamiliar y sexual, uno para desplazadas por la violencia (en 2015) y una tercera casa, en 2018, para afectadas por la trata de personas.

Las mujeres víctimas de violencia doméstica y sexual y sus hijos pueden estar hasta tres meses en el refugio, tiempo en el cual reciben atención psicológica y se les prepara para un nuevo comienzo, añadió.

No obstante, las víctimas de trata de personas y desplazamiento por violencia no tienen un tope de estancia, ya que dependen de procesos legales para su reubicación.

A las mujeres no les gusta estar en una casa refugio, cualquiera puede decir que (el refugio) es como un hotel para ellas, pero a ninguna mujer le gusta estar encerrada,enfatizó la activista.

Los refugios secretos brindan una atención integrala las mujeres que va desde apoyo psicológico, asesoría jurídica y todo lo necesario para que puedan salvaguardar su integridad, agregó.

«La primera necesidad básica que nosotros cubrimos es la alimentación inmediata, luego viene el baño y ya después empieza la atención a su crisis», explicó.

Calidad de Vida busca que la mujer se empodere de sus derechos y las que quieren emprender un negocio reciben capacitación laboral y servicios de desarrollo empresarial.

«Uno de nuestros objetivos es que la mujer salga preparada (…) que reconozca que es un ser humano que tiene derechos y le enseñamos a no negociar sus derechos y sea respetada», enfatizó.

La asociación hondureña trata de dar a las mujeres «un servicio integral con calidad y calidez», mientras que sus hijos reciben servicios pedagógicos para que no pierdan su año escolar, añadió.

El mayor problema
Los casos que más llegan a los refugios secretos son de víctimas de violencia doméstica, un problema que afecta a todos los niveles socioeconómicos y grupos étnicos, aunque con mayor prevalencia entre mujeres de bajos ingresos, señaló Cruz.Las mujeres más afectadas están en un rango de edad de entre 18 y 26 años, lo que refleja que la violencia de género comienza a temprana edad, indicó.Si una niña está viendo que su mamá recibe violencia, ella normaliza ese patrónde conducta y también cree que es normal y natural recibir violencia, destacó la activista.

No obstante, las víctimas de trata de personas y desplazamiento por violencia no tienen un tope de estancia, ya que dependen de procesos legales para su reubicación.

A las mujeres no les gusta estar en una casa refugio, cualquiera puede decir que (el refugio) es como un hotel para ellas, pero a ninguna mujer le gusta estar encerrada,enfatizó la activista.

Los refugios secretos brindan una atención integrala las mujeres que va desde apoyo psicológico, asesoría jurídica y todo lo necesario para que puedan salvaguardar su integridad, agregó.

«La primera necesidad básica que nosotros cubrimos es la alimentación inmediata, luego viene el baño y ya después empieza la atención a su crisis», explicó.

Calidad de Vida busca que la mujer se empodere de sus derechos y las que quieren emprender un negocio reciben capacitación laboral y servicios de desarrollo empresarial.

«Uno de nuestros objetivos es que la mujer salga preparada (…) que reconozca que es un ser humano que tiene derechos y le enseñamos a no negociar sus derechos y sea respetada», enfatizó.

La asociación hondureña trata de dar a las mujeres «un servicio integral con calidad y calidez», mientras que sus hijos reciben servicios pedagógicos para que no pierdan su año escolar, añadió.

El mayor problema

Los casos que más llegan a los refugios secretos son de víctimas de violencia doméstica, un problema que afecta a todos los niveles socioeconómicos y grupos étnicos, aunque con mayor prevalencia entre mujeres de bajos ingresos, señaló Cruz.

Las mujeres más afectadas están en un rango de edad de entre 18 y 26 años, lo que refleja que la violencia de género comienza a temprana edad, indicó.

Si una niña está viendo que su mamá recibe violencia, ella normaliza ese patrónde conducta y también cree que es normal y natural recibir violencia, destacó la activista.

El mayor problema

Los casos que más llegan a los refugios secretos son de víctimas de violencia doméstica, un problema que afecta a todos los niveles socioeconómicos y grupos étnicos, aunque con mayor prevalencia entre mujeres de bajos ingresos, señaló Cruz.

Las mujeres más afectadas están en un rango de edad de entre 18 y 26 años, lo que refleja que la violencia de género comienza a temprana edad, indicó.

Si una niña está viendo que su mamá recibe violencia, ella normaliza ese patrónde conducta y también cree que es normal y natural recibir violencia, destacó la activista.

También participan en terapias terapéuticas para «mejorar la relación entre madre e hijos», indicó Cruz, quien instó al Parlamento hondureño a aprobar la Ley de Casas Refugio, presentada en 2018, para mujeres víctimas de la violencia machista en el país centroamericano,que ya deja más de 200 muertas en lo que va de año.

«Es urgente tener esa normativa que regule las casas secretas» y que el Gobierno asigne un presupuesto anual de unos 4 millones de lempiras (160.000 dólares) a cada refugio, enfatizó.

En su opinión, la lucha contra la violencia de género continúa siendo uno de los grandes desafíos para Honduras, un país tradicionalmente dominado por los hombres y donde «la vida de la mujer no vale nada».

Anny Castro. Agencia EFE

 

  • Categoría de la entrada:Noticias