Diferencias entre el antiguo y nuevo testamento

Diferencias entre el antiguo y nuevo testamento

Pastor Mauricio Sánchez Scott

Presidente de la Academia Nacional de la Música y Artes Cristianas.

¿De qué va?

El Antiguo Testamento (AT) y el Nuevo Testamento (NT) son dos partes de la Biblia.

Aunque el Antiguo Testamento se llama “viejo”, eso no significa que sea obsoleto o irrelevante.

Simplemente significa que el Antiguo Testamento registra las promesas y la relación de Dios con su pueblo antes de Cristo.

El Nuevo Testamento, o NT, registra la vida de Cristo y las cosas que vinieron después de Cristo.

FACT: La Biblia es fundamento de fe para las religiones judía y cristiana. Ambas religiones comparten el Antiguo Testamento, si bien el Nuevo es específico de la cristiandad, porque los judíos no aceptan que Jesús sea el Mesías, el Hijo de Dios hecho hombre. El Antiguo Testamento es el que establece la historia del pueblo judío, sus tradiciones y creencias, antes de la llegada de Cristo. Es la tradición en la que Jesús se educó y en la que Él estaba muy versado; de ahí su importancia, tanto para los hebreos como para los cristianos.

ANTIGUO TESTAMENTO

El Antiguo Testamento tiene su origen en los cinco libros del Pentateuco, que fueron redactados por Moisés y es la historia, las creencias y las tradiciones judías ANTES de la llegada de Jesucristo.

Los cinco libros que forman el Pentateuco (al que los judíos llaman Torá) son:

El Génesis es el más importante y el más famoso, porque habla de los orígenes y de la creación del hombre y la tierra. Se cuentan historias muy famosas como la del diluvio universal, la de Caín y Abel, la del arca de Noé o la de la torre de Babel.

Según el Génesis, Dios creó el mundo, el Sol y la Luna, las plantas y los animales.

El sexto día creó al hombre, Adán, y de una costilla de este, a la mujer, Eva, que vivían felices en el Paraíso o Edén.

La serpiente -el diablo- les hizo cometer un pecado y fueron expulsados del Paraíso.

Lejos, tuvieron que trabajar.

Su hijo mayor, Caín, fue el primer homicida, pues mató a su hermano, Abel.

Sus descendientes no dejaron de cometer maldades y Dios decidió castigarlos con el diluvio universal, que duró cuarenta días y cuarenta noches.

Todos murieron, menos Noé y su familia, que se salvó construyendo una gran arca donde embarcaron con una pareja de animales de cada especie. Así se repobló la Tierra.

Un día, los hombres quisieron llegar hasta el cielo y construir una torre muy alta, la torre de Babel. Pero Dios castigó sus pretensiones y los castigó haciendo que cada uno hablara una lengua diferente.

Uno de los grandes patriarcas judíos fue Abraham, que vivía con su mujer y sus sirvientes y rebaños en Ur, en Caldea.

Dios le ordenó que abandonara sus tierras y riquezas y que fuera al país de Canaán. Su mujer, Sara, no podía tener hijos; pero Abraham tuvo un hijo con su sirvienta Agar, llamado Ismael, del que descienden los ismaelitas.

Finalmente, como Dios le había prometido, pudo tener un hijo de Sara, a los cien años de edad: Isaac. Pero luego Dios le pidió que sacrificara a Isaac y, cuando él lo iba a hacer, mandó un ángel para que lo detuviera. Luego Isaac se casó con Rebeca y tuvo varios hijos, entre ellos Jacob, quien tuvo doce hijos, de los que descienden las doce tribus de Israel.

El Éxodo es el libro en el que se habla de la vida de Moisés. Éxodo significa «partida» o «marcha» de un pueblo de un lugar a otro, que es lo que tuvo que hacer el pueblo judío, capitaneado por su patriarca Moisés.

El Levítico es el código elaborado por Moisés para su pueblo.

Los Nombres. En él se cuentan los cuarenta años en el desierto del pueblo judío antes de llegar a la Tierra Prometida.

El Deuteronomio («Segunda Ley») contiene precisiones sobre los enunciados que había dictado Moisés sobre la ley de Dios.

El Antiguo Testamento tiene cuarenta y cinco libros, escritos en hebreo. APARTE de los cinco libros del Pentateuco, que ya dijimos, se compone de cuatro tipos de libros diferentes: históricos, poéticos, proféticos y sapienciales.

Libros históricos: los más importantes son los del Pentateuco, que ya explicamos; aparte de esos, también hay unos que cuentan historias particulares como los libros de: Judit, Ruth, Ester, Tobías…

Libros Poéticos: entre estos, destacan El libro de Job, los Salmos (150 himnos de arrepentimiento o alabanza que se destinan al culto) y El cantar de los cantares (que se atribuye a Salomón y es el máximo exponente de la poesía bíblica; en él se muestra un diálogo amoroso entre dos enamorados).

Libros proféticos: recopilación de las enseñanzas que los profetas predicaban oralmente. El libro profético más relevante desde el punto de vista literario es el de Isaías, porque tiene un tono solemne e imágenes muy audaces.

Libros sapienciales o de sabiduría: son un conjunto de enseñanzas morales en forma de máximas. Los Proverbios y el Eclesiastés, los más famosos, se atribuyen a Salomón. Los Proverbios son fáciles de interpretar y aprender de memoria, porque están escritos en versos breves y muy directos referidos a Dios y al culto o a cuestiones morales. El Eclesiastés da una visión pesimista de la existencia; se piensa que fue compuesto por Salomón al final de su vida.

NUEVO TESTAMENTO

El Nuevo Testamento está formado por veintisiete libros escritos en griego.

Cuenta un hecho fundamental para la historia de la humanidad, que es el nacimiento de Cristo. En el Nuevo Testamento quien domina el mundo es Roma, porque con la invasión romana el mundo civilizado empieza a hablar latín mientras que en Belén nació Jesús, hijo de José y María.

La vida de Jesús se ve reflejada en este libro y se narra en los cuatro Evangelios canónicos aceptados por la Iglesia

Evangelio según San Mateo. (Mateo aparece representado en las iglesias como un hombre alado). Era uno de los apóstoles. Su Evangelio se dirige sobre todo a los judíos.

Evangelio según San Marcos (Marcos es representado como un León alado). Su Evangelio es el más literario de los cuatro.

Evangelio según San Lucas (Lucas es representado en las imágenes como un toro alado). Escribía para los griegos. No conoció a Jesús; por tanto, no fue un apóstol, sino que actúa como un «periodista» o «historiador» que investigó la vida del Maestro. Su Evangelio está dedicado a un tal Teófilo.

Evangelio según San Juan (Juan es representado como un águila). Él era uno de los apóstoles y el preferido de Jesús, pues además eran primos. Era el más joven. Fue un gran testigo de la vida de Jesús e incluso quien lo bautizó en las aguas de río Jordán.

Aparte de los Evangelios, el Nuevo Testamento también contiene epístolas, que son un cuerpo fundamental de la doctrina cristiana. Son cartas de los apóstoles a las diferentes comunidades e iglesias primitivas. En ellas se repasan las nociones básicas del Cristianismo.

El último libro del Nuevo Testamento es el Apocalipsis de San Juan, donde se habla del regreso definitivo de Jesús y de la derrota final del Anticristo tras la lucha de las fuerzas del bien y el mal.

  • Categoría de la entrada:D