PREMIO NOBEL DE LITERATURA LOUISE GLÜCK

PREMIO NOBEL DE LITERATURA LOUISE GLÜCK

PREMIO NOBEL DE LITERATURA
LOUISE GLÜCK

En 115 años de Historia se han entregados novecientos ocho premios Nobel a la Literatura, solo catorce escritoras mujeres fueron galardonadas.

En este contexto pandémico del año 2020 Los Premios Nobel sorprendieron con la mención hacia la poeta estadounidense Louise Glück, escritora con gran trayectoria y obras publicadas, estuve dudando si usar o no la palabra trayectoria, entiendo que al leerla uno asume el éxito de una vida literaria, por lo que decido aclarar que es utilizada como descripción de la persistencia en la labor de ser quien uno es, perdurando en el tiempo la austera e invisible historia que todos forjamos en la vida.

Estamos acostumbrados a leer betselers, buscar obras de renombre y exquisiteces, en eso recaen las críticas. Es ahí donde me pregunto sobre el fin del esnobismo, el esnobismo fue creado por los críticos no por el artista. Es un mal propagandista marcando pasos de valoración sobre la expresión humana.

Notas, artículos y opiniones desbordaron por unas horas las redes, sobre lo justo y lo injusto, lo merecido y lo no y muchos bla..

Así está el mundo siendo experto siendo experto de lo superfluo, verdugo de la existencia.

Hay escritores y autores perdidos en la inmensidad de este planeta escribiendo con su alma sin la ambición del erudismo literario.

Recorro los poemas de Louise, encuentro sensaciones de todos los días, ni mágicas, ni oníricas. Realismo en la sensación, ni exagerado ni ambiguo, ni nostálgico, ni romántico, no hay suspenso, tampoco tensiones, percibo en sus palabras el vació del sinsentido, vivir porque aquí estamos y las horas corren, los segundos destilan nuestra muerte.

Las críticas y opiniones mencionan su obra, como austera, simple y rescatan este llamado a la vida en comunidades pequeñas.

Para mí cada palabra de lo que hasta el momento leí de su obra, son la gota que cae del techo durante la tormenta sobre la olla en el piso. La representación más exacta que hasta ahora leí sobre la raza humana sin sus morbosidades de ciudad pero con el mismo olor mórbido.

La musicalidad de su poesía son un frío devenir de lo cotidiano. Palabras y pensamientos abstraídos de contextos, amalgamados en una composición que sin pomposos vericuetos estilísticos se transforman en una perfecta danza surrealista sobre la rea.

La seguridad autómata que se devora al tiempo del que habla la poeta.

Por Mariangel Ojeda

  • Categoría de la entrada:D / Interés