EN LA LUPA – Ing. Alejandra Garro

LA HORA DEL TÉ

Las plantas nos permiten preparar infusiones que además de ofrecernos un sabor intenso, genuino y totalmente natural, nos brindan sus principios activos que afectan positivamente nuestra salud y, por si todo esto fuera poco, las tazas que ingerimos de estas bebidas cuentan como volumen de líquido para lograr los objetivos de nuestra hidratación diaria.

Luego de la columna que hicimos sobre HIDRATACIÓN, recibimos consultas acerca de las INFUSIONES. En aquella columna resaltábamos la importancia del agua y diferenciábamos entre tomar agua o líquidos naturales y tomar infusiones. Poníamos LA LUPA sobre el café instantáneo y el de filtro dado que son los que mayor concentración de cafeína tienen y con ello, son causantes de una mayor eliminación y pérdida de calcio por la orina. Conclusión: no es conveniente hacer el aporte de líquido diario a base de infusiones ricas en cafeínas

¿Qué opciones te proponemos? Si perteneces al grupo de personas a las que les cuesta tomar agua sola o lo logra en verano, pero no puede alcanzar el objetivo durante el invierno, te dejamos algunas ideas para que consigas hidratar tu cuerpo de una manera rica, sana y natural.

Estamos hablando de aprovechar los beneficios de las plantas curativas. Éstas poseen principios activos que ellas generan como producto del metabolismo que hace posible su vida pero se sabe que estos compuestos como taninos, saponinas, fenoles, entre otros, tienen acción terapéutica sobre nuestra salud.

¿Cómo los aprovechamos? Con las plantas medicinales podes armarte infusiones o decocciones. Las infusiones se obtienen con las flores y las hojas y las decocciones se preparan para aprovechar tallos, raíces o semillas de plantas medicinales. Para la infusión se echa agua hirviendo sobre la planta a aprovechar y se deja reposar unos minutos. En la decocción se hierve por 20 o 30 minutos la planta seleccionada y luego se deja reposar.

Algunos ejemplos útiles que queremos dejarte son estos:

  • ANÍS: las semillas de anís tienen acción terapéutica para afecciones estomacales y bronquiales. Se prepara una decocción hirviendo 10gr de semilla en 1Lt de agua por 10 minutos y dejando reposar por 3.
  • CANELA: es un potente antivírico por lo que se recomienda para estados de resfrío. Se utiliza la corteza por tanto se prepara decocción en una proporción de 3gr de canela para cada taza de agua.
  • DIENTE DE LEON: es una planta silvestre muy común y es reconocida por su poder diurético que contrarresta la retención de líquidos. Si usas la raíz del diente de león, se tienen en cuenta la proporción de 15 gr cada 750ml de agua. Se hierve a fuego lento durante 20 a 30 minutos y se conserva en heladera.

Destacamos que se desaconseja el consumo de estas infusiones en embarazadas, mujeres lactantes, niños menores de edad y ante la duda, consulte siempre a su médico de confianza antes de incorporar estas infusiones naturales.

Consideramos una buna alternativa optar por estas plantas curativas por 3 motivos: tienen un sabor intenso, rico y natural; tienen su acción terapéutica benéfica y además, nos ayuda a lograr los niveles de hidratación diaria que nuestro organismo necesita.

 

Fuente: Fascículo “Vida sana y natural”. Entrega 1.

  • Categoría de la entrada:D / Salud